Belorado

“Belorado tiene tirón”

 

Es el mejor eslogan que define a estos parajes, compruébalo tu mismo.

De origen celtíbero el pueblo de Belorado, constituye uno de los principales hitos de la Ruta Jacobea. Se encuentra a poco más de 40 kilómetros de Burgos, en la comarca de Montes de Oca cerca de La Rioja. Conocida como la capital de La Riojilla Burgalesa.

Merece una visita reposada, para no perderse ninguno de sus atractivos.

Qué ver en Belorado

El pueblo conserva numerosos atractivos y todo el ambiente de la Ruta Jacobea en sus calles. La historia de Belorado, da al peregrino la oportunidad  de ver, en un sólo lugar, varios estilos artísticos y arquitectónicos que abarcan del renacimiento al barroco, pasando por el gótico o el rococó.

Plaza Mayor de Belorado

Destaca por  sus característicos pórticos y sus casas blasonadas. El templete central y el paseo que lo rodea son el centro de la vida beliforana y vive todo el ambiente del Camino de Santiago. Allí se encuentra el Centro Digital de Promoción Jacobea, que da información al peregrino que llega a Belorado.

Museo Internacional de Radiotransmisión Inocencio Bocanegra

Belorado tiene el primer museo de la Comunidad de Castilla y León con esta temática.

  • LA COLECCIÓN: Los equipos expuestos narran la historia de la radio a lo largo del siglo XX. Destaca, un traje completo de un cosmonauta ruso, la Radio Galena (de la década de los años 20 del siglo pasado), equipos utilizados en la Segunda Guerra Mundial…
  • EL SILO: Se ha rehabilitado el edificio conservando toda la maquinaria, creando un espacio diáfano que permite conocer los diferentes depósitos de grano (diez), que actúan como escaparates de exhibición.
  • LA TRINCHERA: Debido a que la colección está muy vinculada al mundo militar, se ha recreado una trinchera de la Primera Guerra Mundial.

Paseo del ánimo

Una iniciativa pionera y única en un elemento Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un paseo de la fama al estilo Hollywood Boulevard pero con cientos de años de historia. Deportistas famosos y algunos actores ya han dejado su particular huella como Alberto Contador, Miguel Indurain, la campeona del mundo de atletismo Marta Domínguez  y los actores Martin Sheen, Emilio Estévez y Deborah Kara Unger (protagonistas de la famosa película americana “The Way” rodada en el Camino de Santiago en 2010)

Iglesia de San Pedro

La capilla mayor está presidida por un soberbio ejemplar de retablo dieciochesco de estilo rococó labrado por los Solana, maestros de la villa. Las bóvedas así como los lienzos pintados en los altares de las capillas laterales, son obra de Gaspar Palacios. En la capilla de la Adoración se encuentran varios bustos de los santos y reliquias de los mártires de Cardeña, procedentes de la iglesia de Santa María.

Iglesia de Santa María 

Aparece citada con el nombre de Santa María de la Capilla, por haber sido originariamente la capilla del castillo a cuyo pie se encuentra, aunque se reedificó en el siglo XVI. Es un edificio amplio, de estilo renacentista, con tres naves cubiertas por bóvedas sobre seis pilares y una cúpula de media naranja. En la capilla de Santiago hay un retablo con una imagen de Santiago Peregrino y otra de Santiago Matamoros.  El templo está presidido por un gran retablo barroco, donde se ubica la imagen gótica del siglo XIII de la Virgen de la Capilla.

Castillo de Belorado  

Plaza del Cid que recibió como dote al casarse con Doña Jimena. Son los restos de una importante fortaleza fronteriza con Navarra y la antigua muralla del pueblo que se asientan sobre un elevado escarpe, en la época de la Reconquista.

Ermita de Nuestra Señora de Belén

Situada extramuros está la ermita de Nuestra Señora de Belén donde radicaba la Cofradía de Santiago. La cofradía de origen medieval, reservada únicamente a los hidalgos pudientes, cuyos libros se conservan de forma parcial desde 1540. El edificio fue hospital de peregrinos, convirtiéndose después en ermita. Fue reconstruida el siglo XVIII tras haber quedado destruida por un incendio.

Convento de Santa Clara – Nuestra Señora La Bretonera

Este convento, que actualmente está regentado por monjas Clarisas, se encuentra a las afueras de la villa de Belorado. Puesto que se fundó en un campo llamado Bretonera, también se le conoce como el Monasterio de Nuestra Señora de la Bretonera. Comenzó siendo una comunidad de mujeres devotas que, en 1358, hicieron una petición al Papa para que les concediera la regla de Santa Clara para ajustar a ella su vida. Se dice, que este convento fue decayendo debido a las guerras. En 1446, el Flaile Lope de Salinas, fundó el convento de la Orden Tercera de San Francisco secundado por el Conde de Haro. Quién en 1460 consiguió el privilegio para erigir el convento de la regla de Santa Clara. Pocos años después, se reconstruyó el convento y la iglesia con ayuda de dos religiosas hijas de don Bernardino de Velasco. Conocidas como doña María y doña Inés de Velasco, quienes hicieron posible las éstas obras, junto a otros miembros de la Comunidad. Por otro lado, el obispo de Burgos, don Luis de Acuña, fue especialísimo bienhechor del convento y, por ello, amplió el edificio y recuperó algunas posesiones que estaban perdidas. Simón Ruiz Embito, famoso mercader, también sentía empatía por mejorar este convento. Por ello acudió con donativos para cubrir las necesidades de la iglesia y del Monasterio de Santa Clara. Por si fuera poco, en su testamento también dejó un legado de 40.000 maravedíes en su favor. Poco tiempo después, la comunidad se vio obligada a abandonar el Monasterio debido a la Guerra de la Independencia. Cuando las religiosas regresaron de nuevo al convento, encontraron los altares de la iglesia convertidos en cenizas. Pero gracias al apoyo moral y económico de algunas personas generosas lograron llevar su vida religiosa con total normalidad por un tiempo. Más tarde, la desamortización de Mendizábal, hizo que las monjas perdieran todas sus propiedades. Aunque gracias a la dama de Belorado, doña Bonifacia del Campo, pudieron subsistir. Una vez pasada la Desamortización, la comunidad pudo recuperar todas sus propiedades y, desde entonces realizan labores para el mantenimiento del convento. Las monjas clarisas son conocidas por elaborar auténticas delicias en forma de chocolates. Quienes recientemente fueron invitadas a Madrid Fusión para que mostraran sus deliciosos chocolates. Convirtiéndose en las estrellas de la cocina dulce.

Iglesia del Convento de Santa Clara

Su iglesia del s. XVI es de estilo gótico y portada plateresca, en la que se encuentra un retablo de estilo barroco. Hasta hace unas décadas conservó uno de los Autos Sacramentales más antiguos del teatro español. La iglesia del convento, está situada en la parte norte de éste y sigue el modelo de iglesia de planta de cruz latina. Esta iglesia del s. XVI es de estilo gótico, tiene una única nave y sus bóvedas son muy planas y estrelladas. La portada de la iglesia fue colocada en un lateral de la misma y es de estilo plateresco, llevando en el centro de la parte superior un bonito escudo de la familia de los Velasco. En su tímpano, se puede apreciar una tabla de la Inmaculada. La iglesia contiene tres retablos, el mayor que se encuentra en el cabezal del templo y los otros dos en los brazos laterales del mismo. Todos ellos siguen la línea del barroco, lo que significa que fueron construidos en el último tercio del siglo XVII. Por un lado, el retablo mayor está formado por predela, y su cuerpo está dividido en tres calles y remate. Siendo sus columnas gigantes y de estilo corintio con fuste liso. En la parte central se observa una imagen de la Virgen en misterio de la Asunción a los cielos, a la que dos ángeles se disponen a coronarla. La imagen de la Virgen recuerda a las de la escuela andaluza y está rodeada por las de San Francisco y Santa Clara. En el centro del remate se presenta un frontón semicircular, sobre el que dos ángeles parecen mostrar a la Virgen que su lugar en el cielo lo tiene reservado junto a su esposo el Espíritu Santo, que está representado como una paloma. El altar es exento y está pensado a modo de templete clásico. En el coro se contempla un pequeño retablo de estilo barroco, con la imagen de vestir de Nuestra Señora de Bretonera, debido a que está dedicado a ella, el convento de las Clarisas. Adosado en la pared del evangelio, se observa un impresionante órgano del año 1799.

Cueva de Fuentemolinos

Una ruta única, que hace que su belleza y singularidad la sitúe en una de las más importantes del mundo. Y es que la característica principal de esta cueva radica en que se originó en un tipo de roca llamada caliza, almacenada hace unos 35 millones de años.

Actividades y deportes

En Belorado se pueden realizar distintas actividades: Paintball, espeleología, rapel y escalada, tirolina, senderismo, orientación, rutas 4×4, alpinismo invernal, parapente, tiro con arco y rutas BTT. Anímate a practicarlas con tus amigos. www.beloaventura.org

Ruina de la Iglesia de San Nicolás

Se trata de la iglesia con más antigüedad de la localidad. En la actualidad solo queda parte de su fachada renacentista y la torre del reloj, a la que se puede acceder a través de una escalera de caracol. Esta iglesia estaba constituida en su mayor parte por arcos de medio punto con bóvedas de crucería románicas del siglo XII. El ábside y sus arcos ojivales pertenecían al siglo XIII. El mobiliario de la iglesia de San Nicolás se componía de un retablo mayor de estilo churrigueresco, con columnas salomónicas cubiertas de frondosidad y frutas. Los laterales de la misma eran del mismo estilo, pero en ellos se apreciaba una imagen de Nuestra Señora de la Antigua, tallada en madera sedente, amamantando a su hijo y, ahora se encuentra conservada en la Iglesia de Santa María. Lo único que hoy día podemos apreciar de este monumento románico, es su bonita portada de estilo renacentista. Que está formada por un arco de medio punto decorado con columnas estriadas a los lados. Sobre la fachada, hay otro arco apuntado, en este caso se trata de un arco ciego que se apoya sobre vigas y está enmarcado por una hornacina rectangular donde se presenta la imagen del santo. Se tramitó su mantenimiento y las reparaciones necesarias para su funcionalidad. Pero a principios del siglo XX, en 1908, se cerró al culto por su aparente estado de ruina. Todo esto hizo que la iglesia quedara en el abandono y que llevara a su posterior derribo en el año 1920. Ahora, el espacio que correspondía al interior del templo, se encuentra ocupado por diferentes construcciones.

Puente de “El Canto”

Este puente está situado sobre el río Tirón. Y según se cree, pudo ser reformado por Santo Domingo con la ayuda de San Juan de Ortega en los tiempos de Alfonso VI. Tenía un gran valor estratégico debido al fortín de madera que tenía a la entrada del mismo. Antes de ser derribada su parte central, para realizar el paso a la carretera, poseía once arcos desiguales. En las partes externas de este puente, se conservan varios arcos de sólida construcción y estilo románico, realizados con piedra silícea fuerte.

Cuevas de San Caprasio, San Valentín y de Santa Pía

Este es el nombre que reciben las cuevas de los anacoretas San Caprasio de Agen, San Valentín y Santa Pía (o Santa Fe). Y es que se les conoce así porque, estos tres mártires del cristianismo, habitaron y reunieron en el siglo III, a feligreses en estas cuevas sobre la vista de la villa de Belorado. Estas tres cuevas, o por lo menos parte de ellas, se localizan bajo las ruinas del castillo de Belorado. Un castillo que fue asentado sobre un elevado escarpe desde donde se puede distinguir todo el sur de la comarca y la Sierra de la Demanda. La historia de San Caprasio, que está asociada a la de la Fe cristiana, la relata el Liber Peregrinationis. Se trata de una guía medieval sobre el Camino de Santiago. Y es que San Caprasio, obispo de Agen, en el último tercio del siglo III, se escondió en una cueva durante la persecución decretada por el emperador de Roma Maximino. Pero el ejemplo de la joven Fe, que daba en aquella época sus primeros pasos por la Península Ibérica, hace que Caprasio se reúna de valor para abandonar su escondite en la montaña. Con el fin de dirigirse después al lugar de martirio de la doncella, para intercambiarse con ella. No obstante, se dice que encontró el mismo fin que ella, un fin glorioso para la historia de la Santa Fe. Se cree que esta devoción fue llevada a Belorado por peregrinos, o por colonos traídos por Alfonso I el Batallador, con el fin de repoblar la villa en 1.116. Esta cueva sirvió como morada o templo en la época visigótica. Una época donde la vía ascética anacorética tuvo máximo vigor. Actualmente no hay ninguna senda acondicionada para poder acceder a ellas.

Una ciudad con mucha historia

Belorado es un municipio de origen Celta, según indica la arqueología y epigrafía (estelas, monedas…), aunque se conforma como villa en la Edad Media.

Historia

Según cuenta la tradición popular, Belorado era el paso natural del Valle del Ebro a la Meseta y, para poder controlarlo, se edificó a comienzos de la Reconquista el Castillo sobre un cerro. Donde se trasladó la población que tuvo su origen al otro lado del río en plena época romana. ¿Sabías que esta localidad fue plaza del Cid Campeador? Sí, así es. Fue parte del patrimonio del Rey Fernando, el primer Rey Castellano, al casarse con Jimena. Dentro de las murallas del castillo, habitó una gran población ya que las calles del casco antiguo, estrechas y con pasadizos, lo indican. A día de hoy, apenas queda un murallón terroso del castillo, donde se pueda contemplar una bella panorámica de los hermosos paisajes de la ciudad.

Fiestas de Belorado

Belorado tiene una bonita tradición llena de fiestas locales y patronales. Y para que no te pierdas ninguna, o por lo menos para que tengas en cuenta las fechas por si coinciden en tu gran aventura hacia Santiago de Compostela. Te hemos preparado una lista con todas las fiestas de Belorado. ¡Anótalas en tu agenda!

Fiestas locales y patronales

  • Fiestas Patronales de San Vitores: Esta fiesta se celebra el 26 de agosto.
  • Fiestas de Gracias: Coinciden con el primer fin de semana de septiembre y se celebran acto seguido de las fiestas de San Vitores.
  • Fiestas de la patrona: “La Virgen de Belén” es la patrona de Belorado y esta memorable fiesta tiene lugar el 25 de enero.
  • También es toda una tradición en Belorado, celebrar la llegada del mes de marzo en la Plaza Mayor, donde se reúnen gran parte de los hombres del pueblo para cantar.

La Danza tradicional en Belorado

¿Conoces las danzas tradicionales en Belorado? Si no es así, presta atención a lo que te vamos a contar a continuación. La danza de Belorado, es la protagonista de las fiestas desde el inicio hasta el final de cada una de ellas. Ésta se escenifica exclusivamente en las fiestas de Gracias, que coincide con el primer fin de semana de septiembre, justo después de las fiestas de San Vitores. Como la gran mayoría de danzas, comienza con una llamativa melodía, llamada la entradilla, que funciona como una llamada de atención para los danzadores. Concretándose con un salto con los pies juntos. Después continúan con un paso rítmico, de tal forma que giran alternativamente de un lado a otro y, tocando al mismo tiempo los pitos. Las tonadas que se aprecian en los pasacalles, a pesar de su variedad, tienen todas unas claras connotaciones militares.

Lugares cercanos a Belorado

¿Qué ver cerca de Belorado? Si tienes pensado pasar unos días en esta bonita ciudad, entonces tienes que visitar los siguientes lugares que te sugerimos a continuación.

Minas de Puras

Estas minas se encuentran en Puras de Villafranca (Belorado). Fueron explotadas entre los años 1799 y 1965. Su visita te permite realizar un viaje a través del tiempo y descubrir la sensación de entrar en una mina que estuvo abierta unos 165 años. Estas galerías se encuentran en perfecto estado, a pesar del tiempo que han estado sin ser visitadas. Y es que esto se debe gracias al tipo de material rocoso que constituye la explotación. Estas minas muestran toda su autenticidad, puesto que las únicas reformas que se han realizado son la instalación de la iluminación y el mínimo acondicionamiento para hacerlas visitables. En ellas se pueden apreciar numerosos vestigios de la actividad minera: entibaciones, anclajes, pozos, derrumbes, bóvedas y bebederos de los animales, que eran el motor de arrastre del material.

Estación de esquí de Valdezcaray

Si vas a estar en belorado en la temporada de invierno y eres un amante del deporte, sin duda, esta bonita estación de esquí es de casi obligada visita. Se encuentra ubicada a los pies del “San Lorenzo”, la sierra más alta de Castilla. Es todo un paraíso donde se respira la auténtica naturaleza: frondosos bosques y manantiales donde nace el río Oja.  Pero no sólo puedes disfrutar del esquí, también está abierto para la pesca, la caza, el montañismo, el tenis, la natación, la hípica ….Un lugar donde también puedes deleitar la exquisita cocina riojana y saborear sus adamados vinos.

Molino y Fragua de San Miguel de Pedroso

San Miguel de Pedroso es un pequeño pueblo cercano a Belorado. En él se encuentra toda una joya propia de la arquitectura popular burgalesa, el molino de San Miguel. Se trata de un molino de agua que tiene su origen en la época medieval, ya que es uno de los molinos más antiguos en funcionamiento de Castilla y León. Su molino, su fragua y todo el entorno natural son la excusa perfecta para visitar este precioso pueblo.  

Molino de San Miguel de Pedroso

El objetivo principal de este molino era moler cereales para consumo de los animales de labor en la edad media. Este tipo de molinos eran propiedad de los señores feudales y, los campesinos tenían que acudir a ellos para pagar una determinada cantidad de grano o harina, que antes se le conocía por el nombre de “moldura”. Pero en Castilla y León se le conoce con el nombre de “maquila”. En la época medieval, el molino era fundamental para la economía. Sobre todo en esta zona, que era totalmente agrícola cerealera y los cereales, para ser útiles, debían estar molidos. Después de los señores feudales, los molinos pasaron a manos de las órdenes religiosas militares, abadías, señores laicos y cabildos o monasterios que ejercen el monopolio del transporte del grano y de la harina. Todo ello estaba a cargo de los socios de la Asociación Cultural el Priorato, donde en 1996, los vecinos de San Miguel de Pedroso trabajaron en las veredas, las paredes exteriores y en el tejado del molino para su restauración.

Fragua de San Miguel

La fragua de San Miguel, un fogón que tiene como uso principal forjar metales, se reconstruyó en 1999 en los locales del antiguo “potro” y del “coladero”, que se encontraban hundidos y abandonados. Desde la inauguración de la Fragua, enero del año 2000, se encuentra a disposición de cualquier vecino.

Camino de Santiago: Santo Domingo de la Calzada – Belorado

Belorado es una ciudad que forma parte de uno de los principales hitos de la Ruta Jacobea, ya que se encuentra en la etapa 10 del Camino de Santiago Francés. 23 kilómetros son los que median entre las localidades de Santo Domingo de La Calzada y Belorado.  Es una etapa bastante sencilla que tiene como atractivo, lograr los primeros kilómetros del Camino de Santiago en tierras de Castilla y León. Lo mejor de esta etapa es la cercanía en la que se encuentran las poblaciones, ya que hacen que esta aventura sea mucho más llevadera. En esta bonita etapa, también te encontrarás con buenas muestras de arte, como la pila bautismal románica de la iglesia de Redecilla del Camino.

Trayecto: Etapa 10 del Camino Francés

  • Km 0: La etapa comienza saliendo de Santo Domingo de La Calzada a través de la Calle Mayor y, la calle Río Palomarejos que desemboca en la Avenida de La Rioja.  Los primeros pasos de éste trayecto nos descubren lo que será la tónica fundamental del paisaje durante las próximas etapas. Después de 7 kilómetros andando, llegaremos a la última localidad riojana.
  • Km 7 – Grañón: Esta pintoresca población recibe al peregrino a través de su pequeña Calle Mayor para que recargue sus fuerzas. Tras dejar atrás esta ciudad, el camino lleva hacia tierras castellanas. Restando un par de kilómetros para entrar en la primera localidad burgalesa del Camino.
  • Km 10,7 – Redecilla del Camino: El camino atraviesa este pequeño pueblo y, en pocos metros andando volvemos a transitar junto a la N-120. Es aquí donde se inicia el goteo de localidades hasta llegar a Belorado. Desde Castildelgado, Viloria de Rioja, hasta Villamayor del Río, donde la ruta jacobea atraviesa cada uno de los pueblos para volver a la N-120. De tal forma que median unos 2 kilómetros entre población y población, salvo los casi 5 que separan Villamayor del Río y Belorado.
  • Km 23,0: Llegamos a Belorado donde termina esta etapa.

Gastronomía – Belorado

Belorado es una ciudad que cuenta con una gran riqueza gastronómica. Parte de esta riqueza se la debe al río Tirón, ya que es el responsable de que las tierras den sus mejores frutos. Obteniendo como resultado una huerta irresistible y unos frutos y vegetales deliciosos. ¡Presta atención a toda la gastronomía propia de esta bonita ciudad!

El Caparrón de Belorado

Esta legumbre es habitual en Belorado y en pueblos cercanos a la Región de La Rioja. Se le conoce por el nombre de Caparrón y se trata de una variedad de alubia roja, de semilla más corta y redondeada de lo común. Belorado, tiene la virtud de poseer tierras muy fértiles. Lo que le permite sembrar productos tales como los cereales y todo tipo de legumbres. Además, gracias a las frías aguas del río Tirón que pasa por Belorado, los cultivos reciben la tersura y suavidad especial que necesitan. Y es que un cocido de caparrones beliforanos acompañados de carne, relleno y verduras, satisfacen el paladar más exigente. Puesto que La Rioja, El País Vasco y la comarca de Ibeas de Juarros están muy próximos a la comarca de Belorado. Se encuentran distintas variedades de caparrón en estas zonas: moradas o rojizos, las de Ibeas son más bien de color negro y, de una tonalidad púrpura oscura sobre fondo blanco, son los caparrones propios de La Rioja. Una de las recetas más destacadas que se preparan con caparrones, es la crema de caparrones de Belorado. Esta deliciosa receta contiene, además de 400 gramos de caparrón: un pimiento verde, 6 cucharadas de aceite de oliva, una cebolla pequeña, dos zanahorias, dos patatas, dos puerros y, una cuchara de pimentón.

La huerta beliforana

Gracias a la cercanía que tiene la comarca de Belorado con la Rioja y, a las tierras fértiles que son favorecidas por la vega del río Tirón. La huerta beliforana contiene unos frutos y vegetales muy sabrosos como son las cebollas, los ajos, pimientos, puerros… El viñedo de la comarca, tuvo su época dorada durante la Edad Media. Pero a finales de este periodo, comenzó a entrar en decadencia, lo que consiguió que a mediados del siglo XVIII la producción vitivinícola ya no fuese mencionada en el Catastro del Marqués de la Ensenada. La cosecha cerealística tenía tanto éxito, gracias en parte a la existencia de una buena corriente fluvial. Que permitió, desde hace muchísimo tiempo, la instalación de molinos harineros. Siendo un total de 10 molinos en el siglo XVII. Para poder dedicarle más tiempo al trabajo del cereal, los responsables de los molinos contaban con una casa adjunta al molino. Estas propiedades pertenecían a destacados miembros de los estamentos privilegiados. Por lo que muchos de ellos, al no vivir en la propia villa, los alquilaban.

La Morcilla de Belorado

¿Conoces la morcilla tradicional de Belorado? Este delicioso manjar se obtiene de la elaboración a partir de la matanza del cerdo. Y es que el ingrediente principal y, lo que la hace tan especial, es la sangre junto con el arroz. No hay región de España en la que no se elabore algún tipo de morcilla, y hay que reconocer que una de las más reconocidas y populares es la de Burgos. Cuesta creer que un producto tan humilde y sencillo se haya hecho tan famoso en la actualidad. ¿Verdad?

La morcilla es uno de los embutidos más antiguos que se conocen, y la tradición indica que su creador fue el griego Aftonites. Esta morcilla comenzó elaborándose con distintas partes del cerdo como son las tripas, la sangre, y la manteca. También se le añadían algunos productos de origen vegetal como la cebolla, el pimentón y la pimienta.

Poco a poco fueron añadiéndole más ingredientes a esta famosa morcilla de Belorado, como el arroz. Que no se introdujo hasta el siglo XVIII. ¿A quién se le ocurrió esta innovación en la morcilla? Nada más ni nada menos que a los carreteros, quienes trajeron el arroz de las tierras valencianas donde solían llevar la madera que obtenían de los pinos de la sierra.

¿Cuál es la receta que se transmite de generación en generación? Para hacer una autentica morcilla de Belorado, hay que coger todos los ingredientes que hemos indicado con anterioridad como: El arroz, la sangre, la cebolla picada, la manteca, la sal y las especias. Mezclarlo todo y amasarlo muy bien, formando lo que tradicionalmente se llama “mondongo” o “bodrio”. Una vez que se tiene la masa lista, se embute en las tripas del cerdo o en otras similares de plástico. Se cose, o bien, se cierra la tripa y se ponen a cocer en abundante agua.

Para hacerlo bien, es fundamental saber la cantidad que se añade en cada tripa, ya que solo se pueden llenar hasta cierto punto. ¿Por qué? Esto se debe a que cuando se cuecen, el arroz puede romper la tripa. Por eso tiene que embutirse dosificando muy bien la cantidad. Con esta sencilla formula, se logra un delicioso manjar muy demandado por gastrónomos y gourmets. Como ves, comer una morcilla de Belorado recién cocida es un auténtico placer. Además, como del cerdo se aprovecha todo, el caldo de cocer las morcillas, conocido como cal mondongo, se usa también para cocinar sopa.

Un poco de historia

La gran mayoría de las familias rurales de la provincia de Burgos, solían realizar cada año la clásica matanza del cerdo. Una matanza que constituía en el aprovisionamiento alimenticio para gran parte del año. De esta forma llenaban la despensa de chorizos, costillas, jamones, orejas, patas, y de tocino en adobo. Por no olvidar la famosa morcilla, un alimento de gran importancia entre las familias Burgalesas. Y es que la morcilla además de comerla cocida, también enriquecía los pucheros, cocidos y los guisos en el menú familiar.

Las morcillas eran elaboradas por gran parte de las familias que realizaban la tradicional matanza. Pero a comienzos del siglo XXI la clásica matanza familiar se ha ido perdiendo. ¿Por qué ya no se realiza esta tradición? Son muchas las razones las que han hecho que esta clásica tradición se vaya extinguiendo poco a poco, como por ejemplo: por lo requisitos legales que se exigen, debido a la mala prensa acerca de los productos cárnicos del cerdo, o porque cada vez hay más gente que no está a favor de alimentos que puedan aumentar el colesterol y las grasas.

Por lo que en la actualidad, las familias rurales optan por comprar embutidos elaborados, antes de realizar su propia matanza. Esto también hizo que diversas carnicerías y pequeñas empresas quisieran atender a la demanda de la morcilla típica de Burgos, para poder abastecer a toda la clientela que lo solicitaba. Una demanda que crece día tras día. Es difícil pasar por tierras burgalesas y no probar este delicioso embutido que, por las nuevas formas de envasado que hoy existen, permiten llevárselo y servir de sabroso obsequio.

El Lechazo

Este cordero es toda una institución en Belorado y en toda la provincia de Burgos. Pero, ¿a qué se debe que sea un manjar tan popular en la zona? En el siglo XVII fue considerado como uno de los animales más provechosos y necesarios. Ya que estos corderos tan finos y deliciosos, proceden de una emblemática oveja conocida como churra. Este tipo de oveja es muy demandada por ser una de las razas más antiguas de la península.

Por eso, el lechal procedente de este tipo de raza, es el más apreciado en toda la provincia. La época idónea para degustar y saborear el lechazo es en la primavera. La estación en la que la oveja come los nuevos pastos que hacen que den un mayor sabor a la carne de las crías. La carne del lechazo es una de las más preciadas porque tiene una textura muy suave, jugosa y un sabor difícil de describir con palabras.

Además, el cordero es también una gran fuente de proteínas de alto valor biológico, minerales como el hierro, potasio, zinc y magnesio, y contiene vitaminas A, E y del grupo B. La forma tradicional de degustar este manjar es asado en una cazuela de barro, troceado en cuartos y a fuego lento. De esta forma se hace en su jugo y queda muy rico sin necesidad de añadir nada más.

El albergue

Está justo en el centro de Belorado, detrás de la Plaza Mayor. Tenemos dos tipos de habitaciones desde 8 € y 12 €, y otras comodidades para el peregrino como jardín con piscina, lavadero, calefacción o wifi. Estamos abiertos desde marzo a noviembre, de 11:30 a 22 horas.
Ver más del albergue
Albergue Cuatro Cantones

El restaurante

No te pierdas nuestra deliciosa comida casera con productos de la zona. Tenemos desayuno-buffet para los huéspedes, y menús de cena especiales. Nuestro horario de apertura es de 13:00 a 16:30 al mediodía y de 19:30 a 22:30 para las cenas.
Ver más del restaurante
Albergue-restaurante Cuatro Cantones

Reservas

Reserva ya con el mejor precio garantizado y disfruta del Camino como te mereces, sin prisas ni preocupaciones ;)   Ahora puedes reservar tu habitación desde la web, e incluir el desayuno.
Hacer una reserva

09250 Belorado, Burgos, España

Comparte

Si te ha gustado nuestra web… No te lo calles ;) [addtoany]

Síguenos

[feather_follow]

Encuéntranos también en Trip Advisor

Logo Trip Advisor

Blog del Camino

Pin It en Pinterest