Como otros muchos parajes ligados al camino de Santiago, el puerto del Perdón está considerado un lugar mágico. ¿Por qué? Presta mucha atención a lo que te vamos a contar a continuación.

Poco antes de alcanzar la cumbre, el caminante que viene de Pamplona por Cizur Menor, Guendulain y Zariquiegui se encuentra en las faldas de monte con una pila de agua clara conocida antaño como fuente de la Reniega. Y es que en la actualidad está marcada con el nombre de Gambellacos, que es la denominación del término de Astrain donde se ubica.

¿Qué leyenda se esconde detrás de esta fuente?

Según cuenta una vieja leyenda del Camino de Santiago, recogida por Juan Ramón Corpas en su libro Curiosidades de Navarra. Aquí se apareció el diablo con la forma de un apuesto joven, a un sediento caminante que subía el puerto en pleno verano. El diablo le ofreció la posibilidad de refrescarse y de beber si renegaba de Dios, pero el peregrino rechazó la oferta.

Entonces, el demonio le volvió a tentar, sugiriendo que tal vez bastaría con renunciar a la Virgen María para recibir el preciado líquido. Tampoco esta vez aceptó el caminante.

Como última oferta, Satanás apuntó que bastaría con renegar del apóstol Santiago para conseguir el agua. Pero el peregrino rehusó de nuevo la tentación y se puso a rezar pidiendo ayuda a las alturas.

fuente reniega leyenda santiago

La Fuente Reniega

«Entonces, el joven diabólico desapareció entre una nube de azufre, y en su lugar apareció la cristalina fuente, donde sació su sed».

Además de esta leyenda, Astrain registra varios sucesos milagrosos, protagonizados por la virgen del Perdón. Algunos de ellos guardan relación con la curación de peregrinos desahuciados, y otros con ayudas concedidas a labradores del entorno.

Uno de los más conocidos, es el de un agricultor de Adiós que estaba laborando en el entorno de la sierra. «Las caballerías se espantaron, y arrastraron al hombre que iba enganchado de un pie en las bridas», dice Luis Miranda.

«Viéndose en peligro, el labrador se encomendó a la virgen del Perdón, y ésta le libró de una muerte segura».

Valora este artículo con estrellitas

PobreRegularEstá bienMuy BuenoExcelente (1 votos, valoración: 5,00 de 5)

Cargando…

Si te ha gustado…

Comparte este artículo en Facebook, Google o Twitter para sacarnos los colores :)

Pin It en Pinterest